Nuestros Inicios

Madre María de Jesús Crucificado, fundadora del Instituto de las Religiosas de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora de Lourdes, por orden del Obispo de Tarbes, Monseñor Pichenot, se estableció el 2 de julio de 1870, junto a la gruta de Masabielle en Lourdes, justo en el lugar donde la Virgen Inmaculada se había aparecido a Bernardita Soubirous. 

La Madre fundadora hizo suyo el mensaje de la Virgen Inmaculada de Lourdes: Mensaje de Conversión de Transformación a Cristo por María, en la Iglesia y en la realidad concreta. El mensaje de Lourdes se asimiló a tal punto por las Religiosas que llegó a ser su Carisma Congregacional: Ser Signo de Vida y Esperanza. 

El Instituto de las Religiosas de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora de Lourdes se extendió en distintas partes de Europa y luego llegó a América Latina, estableciéndose en Brasil, Argentina y Chile. 

A fines de 1911, las Religiosas de Lourdes llegaron a la ciudad de Valparaíso con gran entusiasmo por dar a conocer el Mensaje de Lourdes en estas tierras de misiones. Al comienzo organizaron una Asociación para Laicos, la cual se nutría de la misma espiritualidad Eucarística y Mariana de la Congregación. 

En el año 1917, las hermanas de Lourdes creyeron conveniente dedicarse a la enseñanza de la Niñez y Juventud y asi el 1° de Marzo de este mismo año abrieron su primer colegio, desde ese entonces el Instituto de las Religiosas de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora de Lourdes, se dedica a la educación de los niños y jóvenes bajo el manto de la Santísima Virgen María.
​Volver arriba